Hablamos de aproximadamente 370 millones de hombres y mujeres que en el mundo ven diariamente violentados sus derechos como pueblos y como personas. Pero hablamos también de ese 5% de la población mundial que día a día siguen poniendo sobre los escenarios locales y mundiales que hay otras formas alternativas de ver y entender el mundo. Que hay otros modelos políticos, económicos y sociales posibles. Que tienen alternativas al sistema dominante y que está dispuestos a defenderlas y hacerlas reales.

Y desde Mugarik Gabe, mantenemos nuestro compromiso de dar a conocer estas realidades y luchas, y de mantener nuestro apoyo a las mismas. Compromiso de respaldar esas luchas allá, en sus territorios, pero también de mantener la denuncia de las responsabilidades que residen aquí. Así, denunciamos las violaciones de los derechos de los pueblos indígenas que diferentes actores (gobiernos, oligarquías, transnacionales…) cometen contra ellos; hacemos patente la discriminación y criminalización individual y colectiva que enfrentan por sus protestas y demandas; visibilizamos la violación específica de las mujeres indígenas y, nos comprometemos con su derecho inalienable a definir y poner en práctica su propio modelo desarrollo, de vida.