Ayer, amanecimos con una nueva denuncia de las compañeras feministas de Nicaragua  frente a la represión y detención arbitraria de más de 23 personas durante la mañana del domingo 14 de octubre mientras se reunían para dar comienzo a la manifestación cívica “Unidos por la libertad”.  Una vez más, alzan la voz para denunciar la vulneración del derecho a la libre expresión y movilización de la población nicaragüense.

Las noticias que nos llegan hoy son más alentadoras ya que las y los detenidos han quedado en libertad. Sin embargo, las organizaciones feministas de Nicaragua están claras en seguir exigiendo la liberación de todos y todas las presas políticas que aún permanecen en las cárceles.

Condenamos y denunciamos estos hechos como parte de la estrategia del gobierno de Ortega para perpetuarse en el poder a costa de la vulneración de derechos de la ciudadanía nicaragüense. Así, frente a la criminalización de las y los defensores de derechos humanos y la protesta social, nos reafirmamos en  nuestro compromiso de solidaridad con los movimientos feministas de Nicaragua para la denuncia de la vulneración de los derechos del pueblo nicaragüense y la exigencia de justicia para todas y todos.

En el siguiente link, está el comunicado compartido el lunes 15 por la Articulación Feminista de Nicaragua. Os animamos a visibilizar y denunciar esta situación compartiendo estas informaciones en vuestro entorno para que se conozcan y detengan las violaciones de DDHH perpetradas impunemente por el gobierno nicaragüense contra la población civil.