Manifiesto

Como pueblos y nacionalidades indígenas invocamos las fuerzas de sabiduría de nuestros ancestros, de la Pacha Mama, de la Abuela Luna, de los mártires del colonialismo,  de las dictaduras militares apoyado por el imperialismo norteamericano.

La aurora de liberación de nuestros pueblos está naciendo en el Sur de ABYA YALA, en la practica del poder democrático participativo que es una realidad es nuestro compañero y hermano Evo Morales en Bolivia, Rafael Correa en el Ecuador, Hugo Chávez en Venezuela y el ejemplo de dignidad por la soberanía del pueblo cubano que nos enseña en la practica que Otra América es Posible.

Los efectos de la actual crisis económica del sistema capitalista recae en la golpeada economía de nuestros pueblos empobrecidos. Es por ello que los EEUU sigue sin saciar la ambición expansionista, intervencionista promoviendo la democracia acorde a sus intereses.  El Imperio esta herido como resultado de sus propias contradicciones internas, los pueblos del   mundo debemos organizarnos para construir el otro mundo posible para nuestras futuras generaciones.

En el III FSA en IXIMULEW (Tierra de maiz) territorio Maya como pueblos y nacionalidades indígenas nos comprometemos.

1.    Sumarnos  a la lucha continental y mundial en contra de la expansión de los intereses y transnacionales sobre los territorios indígenas y pueblos de mundo.
2.    A defender la soberanía y autodeterminación de nuestros pueblos en contra de la intervención del imperialismo
3.    A la defensa de nuestra organización y vida comunitaria contra la deshumanización y criminalización de nuestras luchas
4.    A defender y solidarizarnos con los pueblos de Bolivia, Ecuador, Cuba Venezuela, Argentina, Paraguay en su lucha frontal contra el Imperialimo.

A los pueblos y nacionalidades del mundo a sumarse al levantamiento de liberación de los pueblos.

Porque otra ABYA YALA es posible Pueblos y nacionalidades indígenas de la resistencia al poder,


EMERGENCIA CUBA

Todo el país ha sido sacudido de una u otra manera pero la provincia de Holguín ha sido golpeada con intensidad. Pero en Gibara el huracán se encarnizó de manera especial.

El objetivo debe centrase en gestionar donaciones y apoyos de gobiernos y entidades de cooperación, directamente para el pueblo de Gibara. Proponemos  para ello a todo/as uds., que trabajemos junto al resto de los Amigo/as del Festival de Gibara en la obtención de las ayudas…

Organizaremos en esta ocasión un Festival absolutamente bohemio que alegrará al querido pueblo; e iniciaremos,  desde este mismo momento, campañas para la reconstrucción de Gibara. Ahora más que nunca, los/as gibareños/as necesitan del evento y de nuestra gestión para su reconstrucción.

Para todas las personas, amigo/as, auspiciadore/as y organizadore/as del Festival Internacional del Cine Pobre de Gibara, surge un nuevo compromiso ético.

A la espera de contar con su apoyo y compromiso con la ciudad y el Festival de Gibara."


III Foro Social Américas: ¡Otra América es Posible!

Introducción

Para muchos el caso de los cambios estructurales encaminados en Bolivia, será un referente en la discusión y análisis durante el III Foro Social Américas Guatemala 2008, a realizarse en La Universidad de San Carlos de Guatemala del 7 al 12 de octubre. A tres semanas de iniciarse el evento más grande y trascendental para Mesoamérica y los últimos acontecimientos sucedidos en Bolivia, nos hacen recordar lo sanguinario que han sido los ataques en contra de los grupos de resistencia y lucha que nos oponemos a las políticas neoliberales en el continente. Isabel Rauber (ALAIamlatina 15/9/08) cuestiona en este sentido ¿democracia de quiénes y para quiénes?. Los últimos hechos sucedidos en Bolivia destacan la importancia del significado de seguir respaldando la lucha de las y los hermanos bolivianos, nos enseña a seguir buscando el intercambio de experiencias e ideas para fortalecer las estrategias de nuestra lucha.

Ver documento


Foro Social de las Americas en Guatemala

foro

Del 7 al 12 de octubre, se llevará a cabo en Guatemala el  Foro social de las Américas.

De todas partes del continente americano irán a Guatemala personas y organizaciones, grupos sociales e instituciones de una gran pluralidad, pero coincidiendo en un mismo principio: "otro mundo es posible". Tal es, efectivamente, el mensaje central desde que se celebró el primero de estos foros en Porto Alegre, Brasil, en 2001 y se mantiene como hilo conductor en todos los Foros Sociales Mundiales, Regionales y Nacionales que desde aquella fecha se han realizado.

El III FSA se realizará en un continente que vive hoy un doble desafío: ampliar y consolidar el camino de cambios que se ha abierto en los últimos años, y hacer frente a la persistencia de formas de dominación que buscan permanecer, profundizarse, que tratan de recuperar terreno, de bloquear esa corriente transformadora.  Las luchas son cada vez más próximas y solidarias, como pueblos que confrontamos al capitalismo, al imperialismo y al patriarcado.

Más información en la página del Foro y en documentos de Guatemala .


El reto de la articulación y la construcción de sujeto político-social en el marco del FSA

La segunda potencialidad del FSA reside en la posibilidad de fortalecer alianzas, partiendo del intercambio de experiencias, fundamentadas en:

la articulación clase, género y etnia y por extensión de movimientos indígenas, de mujeres, por la diversidad sexual, estudiantes, sindicatos, campesinos, trabajadores informales, maestros…;

-la articulación territorial;

-la articulación de lo comunitario-local con lo nacional y el sistema-mundo;

-la vinculación de nuevos actores a este ciclo de lucha, sobre todo a partir de la centralidad y protagonismo de los actores comunitarios (tierra, territorio, soberanía), los pueblos indígenas (cosmovisión-nuevo proyecto y visión del mundo), mujeres (la vinculación de lo privado y lo público y la crítica integral al sistema dominante).

-la articulación del presente con el pasado (la memoria histórica de las grandes luchas de resistencia).
El Foro puede contribuir también, a partir de su dinámica e identidad de proceso colectivo, crítico, y en estado de renovación continua, a cuestionar esquemas organizativos caracterizados por el predominio de las elites sobre el movimiento; de la visión esquemática sobre la lectura complejizadora y problematizadora de la realidad; de la homogeneización por encima de las diversidades; del activismo sobre la reflexión estratégica. En fin, esquemas que reducen los métodos de lucha a una polaridad simplificadora y peligrosa, sin franjas grises entre el diálogo desigual y el recurso a la violencia y, sobre todo, con espacios de lucha desarticulados y a veces contrapuestos (dicotomía negociación-movilización social).

El FSA es apenas un instrumento. Como tal, no debe ser absolutizado. La sobrevaloración de la potencialidad del espacio no toma en cuenta las dificultades de desarrollar una nueva agenda de lucha fundamentada en la democratización y la renovación de actores y prácticas políticas.

Es igualmente negativa la valoración pesimista del FSA, basada en anteriores fracasos de esfuerzos de articulación y en la propia crisis de identidad de los Foros y su papel en la construcción de otro mundo posible: foro concebido como espacio de intercambio sin definiciones ni accionar político; o foro entendido como espacio de acción.

El fortalecimiento del movimiento social guatemalteco pasa así por aprovechar el espacio del FSA como parte importante pero no única de un esfuerzo pendiente y permanente de reinvención, reorganización y rearticulación.