El derecho al aborto: una reivindicación colectiva

El acceso al aborto seguro y legal es un derecho humano de las mujeres y su penalización y regulación es una forma de control de las mujeres aquí y a nivel internacional. Es importante recordar y hacer visible cómo la prohibición del aborto vulnera los siguientes derechos de las mujeres: derecho a la salud y a la atención medica; a la vida; a la no discriminación – derecho a la igualdad; a la seguridad personal; a la libertad; a la privacidad; a la información; a no ser sometida a trato cruel, inhumano y degradante; a decidir el número y espaciamiento entre las y los hijos; a gozar de los beneficios del progreso científico y el derecho a la libertad religiosa y de conciencia.

Centrándonos en America Latina, donde como ONG de desarrollo apoyamos, entre otros, procesos de defensa de los derechos de los Pueblos Indígenas y las Mujeres, encontramos distintos niveles de reconocimiento de este derecho de las mujeres. Algunos de los más restrictivos son los casos de El Salvador y Nicaragua, donde en 1998 y 2006 respectivamente, se realizaron reformas de su Código Penal condenando hasta a 8 años de prisión tanto a la mujer como a quien le practique el aborto, sin tener en cuenta ni los riesgos para la vida de la mujer, ni las situaciones en las que se diera el embarazo. Encontramos países que permiten el aborto terapéutico, como ejemplo Guatemala y Bolivia, cuando el embarazo conlleva riesgo para la vida de la mujer o es producto de una violación y Colombia añade las malformaciones en el feto. También debemos destacar países como Cuba donde el aborto es legal y libre en las primeras 12 semanas.

En todos estos casos y también en nuestra realidad más cercana coincide la lucha de los movimientos feministas por reivindicar el reconocimiento de las mujeres como sujetas políticas y el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo sin la influencia de razones morales ni religiosas que aparecen en el debate tanto sobre los supuestos como en los plazos en los que se “permiten” los abortos.

En la actualidad los movimientos feministas y de mujeres que apoyamos en America Latina como clave en el proceso de transformación social, están luchando por el derecho al aborto, así como contra aquellos contextos que obstaculizan el empoderamiento de las mujeres y la construcción de nuevos modelos de desarrollo y de relaciones entre personas y colectivos: los fundamentalismos y la persecución del movimiento denunciada en el último año en Nicaragua, la situación de feminicidio en Guatemala y más globalmente contra el neoliberalismo, la remilitarización y la represión de los movimientos sociales.

Después de décadas de lucha por el derecho al aborto ya llegó el momento de garantizar el derecho de las mujeres a decidir y ser libres.


REFERÉNDUM SOBRE LA NUEVA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE BOLIVIA.

Mugarik Gabe estuvo presente en Bolivia el domingo, día 25 de enero, cuando se celebraba el referéndum sobre la nueva propuesta de Constitución Política del Estado.

Además de un seguimiento a los últimos días de campaña, en esa fecha, se tuvo la oportunidad de hacer seguimiento al referéndum en el departamento y ciudad de Santa Cruz. Junto a un equipo de comunicadores indígenas, en la mañana, se recorrieron diferentes comunidades del departamento (Yapacaní (área de colonizadores), Buena Vista y La Bélgica (comunidad guaraní)). En la tarde, se visitaron varios colegios electorales de la ciudad  y en el llamado “Plan 3000”, barrio popular y de fuerte apoyo al proceso boliviano, en una ciudad como Sta. Cruz, feudo de la derecha.

En ese último centro, a partir de las 16’00 horas, también se pudo estar presente (había presencia de observadores de la Unión Europea) en el recuento de votos en las primeras mesas que cerraron. Recordar que además de la propuesta de constitución, también se sometía a refrendo la extensión máxima (5.000 ó 10.000 ha.) de tierras que a partir de ahora se permitirán poseer, en el objetivo de acabar con el latifundio .referendum2

Los resultados, a día de hoy, ya son oficiales y la Nueva Constitución Política del Estado que, entre otras, declara a Bolivia como Estado Plurinacional, además de otros importantes e innovadores avances sociales, económicos y políticos, ha sido aprobada por casi el 62% de la población. La limitante a las 5.000 ha. máximo también fue aprobado por prácticamente un 80%; es decir, incluso quienes pudieron votar contra la constitución, votaron a favor de la limitante de tierras.

El ambiente, ya en La Paz, en los momentos inmediatamente posteriores al referéndum, hay que decir no era de alegría desbordante, aunque si de confianza por la victoria que ya anunciaban los primeros resultados; incluso se puede decir que había una cierta sensación agridulce. Se pensaba que se iba a “barrer” a la oposición. Aunque es cierto que se ha dado una cierta recomposición de la derecha (debilitada después de los graves acontecimientos de septiembre-08), los análisis posteriores, demuestran que ha sido un éxito completo para el proceso. La presidencia en diciembre de 2005 se alcanzó con un histórico 54%, el revocatorio de agosto de 2008 supuso un apoyo del 67% y, ahora la constitución se aprueba con un 62%.

Esto teniendo en cuenta que los referéndums constitucionales, autonómicos, consultas, etc. siempre son más difíciles pues se realizan sobre un texto amplio y denso al cual no todo el mundo tiene acceso u oportunidad de conocer y entender (es más sencillo votar a una candidatura política). Hay que tener en cuenta que la campaña desarrollada por la derecha, aunque sin tensionamiento, ha sido muy fuerte (se perciben los apoyos económicos y práctica totalidad de los medios masivos de comunicación) e impactante, tendiendo a no entrar nunca en el articulado de la constitución. Para ello, se centró en consignas, las más de las veces falsas y que generan dudas (“bombardeo”) y miedos: “elige a Dios, vota No”; “Bolivia es creación de Dios, No a la destrucción de Bolivia”; “No al aborto”; “No a la destrucción de la familia”; “No a la esclavitud”; “Jesucristo es nuestro único fundamento y fortaleza, no aceptamos a la Pachamama como fortaleza para refundar Bolivia”, etc. Además el miedo a que hasta aquella persona que tiene una casa, o unas hectáreas de tierra, las iba a perder, y la importante campaña de las iglesias católica (casi el 94%) y evangélica (6%) que, a pesar de decir que no entraban en campaña, había pruebas de que en las iglesias y en determinadas declaraciones, respaldaban el no a la nueva propuesta.

Otro dato es el práctico monopolio de los medios de comunicación en manos de los sectores oligarcas, lo que les convirtió en los grandes portavoces de la campaña del No. Esto se percibió claramente incluso acabado el referéndum. Cuando los resultados preliminares apuntaban a un 60-40% a favor de la propuesta, todos los programas (informativos, analistas, etc.) tendían a presentar como descenso claro del apoyo al gobierno, incluso fracaso de la propuesta. Evidentemente, esto era parte de la campaña posterior presentando al país como dividido por la mitad poblacional en dos visiones diferentes del mismo e incluso en dos espacios geográficos: “media luna” o tierras bajas, donde el No se imponía; tierras altas, donde el Si ganaba.

Las primeras declaraciones de la oposición han llamado a conjugar esas dos visiones de país, con una renegociación de la constitución o, incluso han llamado al desacato directamente o a la conformación de un estado confederal.

Respecto a la comunidad internacional (Unión Europea, NN.UU., OEA) realizó labores de observación sobre el proceso de referéndum en sí y todas han declarado la limpieza absoluta del mismo y el reconocimiento claro de los resultados. Se incluirían aquí declaraciones de diferentes gobiernos en esta misma línea, incluida la nueva administración estadounidense de Barack Obama. Esto incide, pues es de suponer que resta argumentos a la oposición cara a estructurar una oposición fuerte a la nueva constitución.

El gobierno, que proclamó y celebró la victoria (en la ciudad del El Alto, por ejemplo, se superó el 83% de apoyo), se reunió el martes, día 27, en un ampliado junto a congresistas y organizaciones sociales, indígenas y campesinas, para iniciar el proceso de implementación. Evidentemente, se declaró abierto al pacto social, a la negociación con la derecha, pero a partir de la nueva constitución; esto último es algo que no se discute, pues se sometió a referéndum y se aprobó, como se dice allí, por el soberano (el pueblo).

A futuro.

Se habla que se necesitarán 10 ó 15 años para implementar la nueva constitución política y conseguir la refundación del país en un nuevo estado (plurinacional) y se calcula, para ello, la necesidad de promulgar más de 3.500 nuevas leyes. En el futuro inmediato, se debe de aprobar la nueva Ley Electoral, para las próximas elecciones generales que están previstas para el mes de diciembre de 2009. Entonces, además de la elección presidencial, también se dará la eliminación del Senado, que pasa a ser Asamblea Plurinacional, donde estarán representados los 36 pueblos indígenas del país. También, sucesivamente, se deberán ir definiendo las circunscripciones electorales, la elección del Tribunal Constitucional (a partir de ahora será elegido así y no por cuota de partidos políticos), leyes sobre la justicia comunitaria, reconocida por igual a la justicia no indígena, contra la violencia de género, del funcionariado, etc.

Como es de imaginar el reto empieza ahora, en el desarrollo legislativo necesario. Se piensa que la derecha, quien domina el Senado, intentará paralizar todas las leyes a fin de obstaculizar la implementación y desgastar al gobierno cara a las elecciones de diciembre. Ante ello, algunos sectores ya han proclamado su intención de bloquear físicamente (cercar) el Senado o piden el adelanto electoral a julio. El gobierno ha declarado que esto último no se hará y que se buscarán acuerdos para avanzar en la nueva constitución.

Se cierra una etapa de este proceso y se abre otra que debe llevar a Bolivia a un nuevo escenario, donde las mayorías, históricamente marginadas, ocupen el espacio que les pertenece y, además del reconocimiento, puedan verdaderamente ejercer la totalidad de sus derechos políticos, económicos y sociales en un escenario de mayor justicia, igualdad y equidad para una vida realmente digna.

 

Mugarik Gabe
Bilbao, a 3 de febrero de 2009


Elecciones 2009 en El Salvador

 
Pasados solo tres días y teniendo en cuenta que aún no contamos con los resultados oficiales, mencionar que la mayoría de diputados y diputadas para la Asamblea Legislativa corresponden al FMLN (aún pendiente de su composición definitiva). Mencionar también la victoria de la Alianza Republicana Nacionalista -ARENA – en la alcaldía de San Salvador, de mayor simbolismo político, resultado a valorar sobre el global de los 262 municipios.

Faltan aún valoraciones no solo sobre los resultados, sino también sobre el mismo proceso electoral (la participación de la población, el mantenimiento de la bipolaridad,…) y dentro de ambos la participación y representación de las mujeres en este proceso cuya presencia no sobrepasaba el 10% en la Asamblea Legislativa. En este sentido se ha creado una Plataforma Feminista en el país (2009 – 2014) con la exigencia de un cambio en las políticas nacionales hacia las mujeres.

Estas elecciones son una primera parte de los cambios que pudieran darse en el país, a la espera de los resultados de las elecciones presidenciales de 15 de marzo, momento en el que la izquierda tendría posibilidades de desplazar del poder a la derecha, que gobierna el país desde 1989, y de impulsar transformaciones en el país.

Documentos para ampliar información:

–    El 18 de enero: valoraciones preliminares. Contra punto, 21 de enero de 2009
–    Plataforma Feminista 2009 – 2014, Concertación Feminista Prudencia Ayala.
Elecciones decisivas en El Salvador. ALAI, 13 de enero 2009.  http://alainet.org/active/28445


Comunicado de la Plataforma Bizkaina de solidaridad con Palestina

Desde la plataforma bizkaina de solidaridad con palestina queremos mostrar nuestra completa solidaridad con el pueblo Palestino, condenar con todas nuestras fuerzas al Estado genocida de Israel, reconocer la decisión del pueblo palestino en la elección de Hamas como su legítimo representante, y afirmar el derecho de la población palestina a defenderse ante la ocupación y las incesantes y brutales agresiones israelíes.

Hoy más que nunca desde nuestra sociedad queremos mostrar nuestro apoyo al pueblo palestino, y recordarles que no están solas y sólos  en su lucha.

Denunciamos la pasividad y complicidad de los gobiernos y las instituciones internacionales que una vez más se han convertido en cómplices de este genocidio, y exigimos que tomen medidas inmediatas para parar esta masacre y que respalden la legitimidad del pueblo palestino a defenderse de la brutalidad de Israel.

Mientras gobiernos e instituciones permiten y alientan que los asesinatos y el horror continúen, la sociedad está demostrando que no va a quedarse callada. Por eso, desde la plataforma queremos animar a la gente que se sume a todas las convocatorias que se hagan en solidaridad con el pueblo palestino. Debemos acabar con la impunidad de el estado ilegal y genocida de Israel, por eso llamamos al Boicot de este estado y todas sus expresiones.

Por todo esto, convocamos esta vez una cadena humana que saldrá de la Plaza del Arriaga el próximo viernes 16 de enero a las 19:30 horas y en la que los distintos colectivos que integramos la Plataforma vasca de solidaridad con Palestina queremos animaros a participar.

Palestina askatu. Gaza askatu.


Manifestación Contra la Violencia Hacia las Mujeres

La violencia contra las mujeres no se puede analizar y tratar al margen del modelo sexista de sociedad en que vivimos ya que nos enfrentamos a un problema estructural y grave que requiere para su solución acabar con el sexismo.
 

En los últimos años hemos conseguido eliminar la venda que nos impedía ver la violencia sexista en el marco de las relaciones afectivas  pero por  contra esto ha conllevado una fragmentación e invisibilidad de la violencia sexista en su conjunto.
 
 Hoy ya sabemos que no se puede analizar la violencia física sin el efecto devastador de la violencia sicológica y sin el daño constante de la violencia que no deja marcas visibles pero que coarta la libertad y capacidad de decisión de todas las mujeres.
 
Queremos dejar de una vez claro que la violencia que los hombres ejercen contra las mujeres es un asunto público y una violación de los Derechos Humanos que requiere la activación e implicación de toda la sociedad: mujeres, hombres, medios de comunicación y de todas las instituciones públicas y privadas. Todo lo que no tome en cuenta estos elementos será parchear y no atajar el problema de fondo y ser mujer seguirá siendo motivo de discriminación.
 
EXIGIMOS:
 
-Que los juzgados de violencia de genero se encarguen de toda las formas de violencia sexista que sufrimos las mujeres.
 
-Apoyar los procesos de empoderamiento individual, colectivo de las mujeres así como fomentar la organización de las mujeres como elementos claves para hacer frente a la violencia.
 
à La reacción de los HOMBRES: que tengan una implicación activa tanto en la denuncia y el rechazo social a la violencia machista que se ejerce contra las mujeres en nuestra sociedad como en la creación de nuevos modelos de masculinidad que no partan de la supremacía de un sexo sobre otro.
 
à EDUCACIÓN social y ciudadana que permita erradicar las causas que generan la violencia contra las mujeres y promover relaciones de respeto y equidad.
 
à Compromiso e implicación de los MEDIOS DE COMUNICACIÓN por su responsabilidad en el cambio de las imágenes, el lenguaje y los contenidos sexistas que claramente denigran a las mujeres y que también consideramos violencia.
 
à Estrategias claras y concretas de las INSTITUCIONES PUBLICAS. Implicación de la administración pública en la lucha contra la violencia patriarcal, el empleo de los recursos suficientes para la protección y denuncia así como la creación de planes de prevención, formación y campañas a través de los canales educativos formales e informales. Medidas que garanticen en la actualidad y a futuro el derecho de las mujeres a vivir autónomamente
 
 
 
ES POR ELLO QUE EN ESTE 25 DE NOVIEMBRE HACEMOS UN LLAMADO A LAS MUJERES Y HOMBRES QUE FORMAMOS ESTA SOCIEDAD PARA QUE DEMOS UNA RESPUESTA CONTUNDENTE A AQUELLOS QUE NOS AGREDEN. NO LOS QUEREMOS EN NINGÚN ÁMBITO DE NUESTRAS VIDAS