VI Festival de Cine Pobre de Gibara ( Cuba)

Mugarik Gabe participa y apoya al Festival de Cine Pobre de Gibara .

Como en ediciones anteriores,  con él animo de  seguir reconociendo, fomentando y visibilizando  el trabajo de las realizadoras, seguimos otorgando los  dos premios de 1.000 euros cada uno a la “Mejor obra de ficción y  documental realizadas por mujeres”.
Comentar  que tres personas  de la ONGD se trasladaran a la isla para participar en la sexta edición  en categoría de   Jurado,  asesoramiento y apoyo logístico del festival.
También os adelantamos,  que una selección de los trabajos que se difundan  en el festival de Cuba serán proyectados en  la “Muestra de Cine y Cooperación ZureVisión SocialVisión” del  año 2010 en el País Vasco.

 


8 de marzo, dia internacional de la mujer

En este largo e inacabado camino hacia la igualdad, en estos últimos años se ha logrado la aprobación de leyes, como la Ley de Prevención y Protección Integral contra la Violencia de Género, la Ley de Dependencia, la Ley para la Igualdad Efectiva de Hombres y Mujeres, Ley de Identidad de Género, el permiso de paternidad de 15 días, … aquí en la CAPV contamos con la Ley para la Igualdad de Mujeres y Hombres, así como con el IV Plan de Igualdad; que por un lado visibilizan logros de la lucha de las mujeres y por otro, una cierta voluntad política (no sabemos si real o por ser “políticamente correctos”) indispensable para lograr dicho objetivo.

Pero esto debemos confrontarlo a diario con una realidad que nos recuerda que todavía hay mucho que hacer:

–    Las mujeres soportan más del 70% de la producción doméstica tanto en las funciones de proporcionar cuidado y educación como en la de proporcionar comida o ropa.
–    Las mujeres ocupadas dedican 1h y 40 minutos más diariamente a las tareas domésticas que los hombres ocupados (Emakunde 2005).
–    Sólo el 3,8% de los hombres han compartido con su pareja el permiso de maternidad/paternidad en 2006 (Ministerio Trabajo y Asuntos Sociales 2007).
–    Los hombres representan el 6,12% del total de las personas beneficiadas en 2006 de las ayudas para la reducción de jornada y excedencias para el cuidado de personas concedidas por el GV.
–    Bajo la actual normativa, la práctica del aborto no está garantizada en la red sanitaria pública de forma normalizada. Por este motivo sólo el 2,9% de los abortos se realiza en hospitales públicos, frente al 97,1% de centros privados. Esta falta de accesibilidad a la red pública, dentro de los tres supuestos, obliga a muchas mujeres a un autentico peregrinaje y desplazamiento de una ciudad a otra, dentro de su comunidad o fuera de ella para poder abortar, con los problemas que conlleva de tipo económico, laboral y sicológicos.
–    En 2007, 99 mujeres fueron asesinadas por sus parejas o ex parejas; en estos primeros meses del 2008, ya suman 17 (4 en un solo día la semana pasada).

Podemos llegar a pensar que con la aprobación de ciertas leyes y la incorporación de las mujeres al ámbito público y laboral, ya se logró la igualdad, pero vemos que tenemos todavía temas pendientes que superar, como el reparto equitativo de las responsabilidades domésticas, la paternidad responsable, el reconocimiento de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, la violencia de género, … siendo esta última la máxima expresión de desigualdad entre hombres y mujeres, y un tema que en los últimos años ha pasado de la invisibilización a un trato en los medios de comunicación que, aun rechazando rotundamente estos actos tan terribles, se tratan como si fueran absolutamente ajenos a nosotras y nosotros, como si estos actos los realizaran hombres que no pertenecieran a esta sociedad, corriendo el riesgo de acostumbrarnos a esta violencia.

Porque la igualdad no es sólo cuestión de mujeres, creemos que debe aumentar la implicación de los hombres como un complemento necesario y no como un obstáculo para lograr dicho objetivo, se deben tomar medidas y crear espacios que, junto con el empoderamiento de las mujeres, favorezcan que los hombres, tanto individual como colectivamente, se sensibilicen y reflexionen sobre la injusticia, legitimidad y sostenibilidad del actual sistema patriarcal.

[MUGARIK GABE] 


En este 8 de marzo…

EXIGIMOS:
Derecho al aborto. Desde 1979 hasta 1984 el movimiento feminista, con el apoyo de muchos sectores sociales estuvo luchando por defender a las 11 mujeres de Basauri a las cuales juzgaban por aborto. Finalmente ellas quedaron libres y sólo se sacó el aborto del Código Penal en tres supuestos límites y sin aceptar la propuesta feminista para garantizar ese derecho.
 
Últimamente se ha practicado la detención de varias personas y la clausura de algunas clínicas donde se realizaban abortos presuntamente ilegales. Algunas de éstas  están autorizadas desde 1984. El sistema sanitario privado ha realizado el 97% de los abortos durante más de 20 años, cubriendo así el papel que tenía que haber ejercido la sanidad pública.       
      
Derecho de las mujeres a decidir sobre el tipo de relaciones afectivo-sexuales. Seguimos pensando que las mujeres tenemos derecho a decidir sobre nuestra  propia vida y nuestro propio cuerpo, sobre el tipo de relaciones afectivo-sexuales que queremos mantener con otras personas y sobre el tipo de unidad convivencial que queremos formar, que no implica la maternidad obligatoria.
 
            Derecho a una educación sexual, de forma que las mujeres podamos decidir libremente. La educación sexual no debe estar dirigida sólo hacia las mujeres ni es su responsabilidad en exclusiva. La contracepción es la única garantía de separar sexualidad de maternidad y de evitar embarazos no deseados.
 
POR LO TANTO NUESTRAS REIVINDICACIONES SON:
•    Una ley que respete el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo, de forma que las interrupciones de embarazo se realicen normalizadamente en Osakidetza y cese el acoso a las mujeres que abortan y a las clínicas que las realizan.
•    Programas preventivos y de educación sexual amplios y eficaces a favor de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.
 
Debemos impulsar nuevos modelos de relaciones equitativas entre hombres y mujeres que permitan desarrollar relaciones libres, y luchar por nuestros derechos sexuales y reproductivos, que se enmarcan dentro de la carta de derechos de las mujeres de Euskal Herria, a la vez que seguir difundiendo la conciencia, ideología y práctica feminista.
 
POR EL DERECHO DE LAS MUJERES A DECIDIR SOBRE SU PROPIO CUERPO Y SU PROPIA VIDA, ¡GORA EMAKUMEON BORROKA!