Etiketaren artxiboak: 25 noviembre


25 N 2014

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aski da! Estamos hartas

24 de noviembre.- Charla de Yuderkys Espinosa, feminista lesbiana latinoamericana. “La violencia en el discurso neocolonial moderno”. La Bolsa a las 7’30.

25 de noviembre: MANIFESTACIÓN en la Plaza del Arriaga a las 7’30.

25 de noviembre de 2014, volvemos a juntarnos en este día de lucha contra la violencia sexista para decir que ESTAMOS HARTAS!
Estamos hartas de la falta de consideración de la violencia sexista como un problema político de primer orden, cuando nos encontramos con 11 denuncias diarias en Euskal Herria por violencia de sexista. En Europa 1 de cada 3 mujeres sufrimos algún tipo de violencia de machista. Hartas de concentraciones simbólicas de las administraciones públicas ante agresiones sexistas, insuficientes para garantizar los derechos de las mujeres y la aplicación de las leyes con las que ya contamos. Hartas de la falta de contundencia de los partidos políticos ante este problema político, ni siquiera obligando a dimitir a aquellos que hacen vergonzosas declaraciones sexistas.

Estamos hartas de contar con leyes (violencia, igualdad…) que no se desarrollan en normativas con compromisos y recursos suficientes y de protocolos cuyo cumplimiento no se asegura. Hartas de leyes incompletas que definen la violencia de forma insuficiente, en relación siempre con la pareja y ex pareja olvidando otras muchas formas de violencia sexista (agresiones sexuales, acoso laboral, violencia institucional…).

Estamos hartas de apuestas políticas que no cuentan con recursos suficientes (personal, servicios específicos, subvenciones…). El Departamento de Igualdad, Cooperación y Ciudadanía del Ayuntamiento de Bilbao contará para 2015 con un 0,7% del presupuesto global de 489,7 millones; no llega ni al 1 por ciento. Hartas de que se invisibilicen otros recortes que influyen en la reducción de fondos para la prevención de las violencias (dependencia, igualdad, corresponsabilidad …) que aumentan la desigualdad con un claro impacto en la vida de las mujeres. Hartas de los insuficientes recursos dedicados a la prevención real de la violencia sexista (educación, medios de comunicación, salud…) que luchen de manera integral contra las causas estructurales de la violencia, ámbito donde las instituciones deberían trabajar de manera contundente.

Estamos hartas de los medios de comunicación que reproducen mensajes estereotipados, culpabilizadores, sensacionalistas y victimizadores sobre la violencia de género (no había denunciado…). Hartas e indignadas con que los medios reproduzcan falsedades que responsabilizan a las mujeres y hasta justifiquen la violencia (denuncias falsas, los hombres también son víctimas, él había bebido…). Hartas de mensajes cuyo foco está en las mujeres como responsables y no en los agresores.

Por esto y por mucho más, exigimos MENOS PALABRAS Y MÁS ACCIONES.

Empezando por el reconocimiento del movimiento feminista como sujeto político, con propuestas a las que queremos que se den respuesta.

Acciones que se concreten en contundencia política y en recursosy en presupuestos anuales para la lucha contra la violencia sexista y la igualdad, como estrategia imprescindible en la prevención de la violencia sexista

Acciones que se reflejen en las políticas educativas y en los medios de comunicación como dos instrumentos clave para romper con estereotipos y actitudes sexistas

Nosotras no nos vamos a quedar quietas, seguiremos denunciando los incumplimientos y proponiendo cambios. Y no sólo eso seguiremos fomentando la autoorganización de las mujeres y la autodefensa feminista como estrategias autónomas

LUCHA FEMINISTA COMBATIVA

MENOS PALABRAS y MÁS ACCIONES

Hitz gutxiago, Ekintza Gehiago

Entrevistas contacto: Marta (610.918.250) // Zaloa (676.901.587 euskera)


Manifestación Contra la Violencia Hacia las Mujeres

La violencia contra las mujeres no se puede analizar y tratar al margen del modelo sexista de sociedad en que vivimos ya que nos enfrentamos a un problema estructural y grave que requiere para su solución acabar con el sexismo.
 

En los últimos años hemos conseguido eliminar la venda que nos impedía ver la violencia sexista en el marco de las relaciones afectivas  pero por  contra esto ha conllevado una fragmentación e invisibilidad de la violencia sexista en su conjunto.
 
 Hoy ya sabemos que no se puede analizar la violencia física sin el efecto devastador de la violencia sicológica y sin el daño constante de la violencia que no deja marcas visibles pero que coarta la libertad y capacidad de decisión de todas las mujeres.
 
Queremos dejar de una vez claro que la violencia que los hombres ejercen contra las mujeres es un asunto público y una violación de los Derechos Humanos que requiere la activación e implicación de toda la sociedad: mujeres, hombres, medios de comunicación y de todas las instituciones públicas y privadas. Todo lo que no tome en cuenta estos elementos será parchear y no atajar el problema de fondo y ser mujer seguirá siendo motivo de discriminación.
 
EXIGIMOS:
 
-Que los juzgados de violencia de genero se encarguen de toda las formas de violencia sexista que sufrimos las mujeres.
 
-Apoyar los procesos de empoderamiento individual, colectivo de las mujeres así como fomentar la organización de las mujeres como elementos claves para hacer frente a la violencia.
 
à La reacción de los HOMBRES: que tengan una implicación activa tanto en la denuncia y el rechazo social a la violencia machista que se ejerce contra las mujeres en nuestra sociedad como en la creación de nuevos modelos de masculinidad que no partan de la supremacía de un sexo sobre otro.
 
à EDUCACIÓN social y ciudadana que permita erradicar las causas que generan la violencia contra las mujeres y promover relaciones de respeto y equidad.
 
à Compromiso e implicación de los MEDIOS DE COMUNICACIÓN por su responsabilidad en el cambio de las imágenes, el lenguaje y los contenidos sexistas que claramente denigran a las mujeres y que también consideramos violencia.
 
à Estrategias claras y concretas de las INSTITUCIONES PUBLICAS. Implicación de la administración pública en la lucha contra la violencia patriarcal, el empleo de los recursos suficientes para la protección y denuncia así como la creación de planes de prevención, formación y campañas a través de los canales educativos formales e informales. Medidas que garanticen en la actualidad y a futuro el derecho de las mujeres a vivir autónomamente
 
 
 
ES POR ELLO QUE EN ESTE 25 DE NOVIEMBRE HACEMOS UN LLAMADO A LAS MUJERES Y HOMBRES QUE FORMAMOS ESTA SOCIEDAD PARA QUE DEMOS UNA RESPUESTA CONTUNDENTE A AQUELLOS QUE NOS AGREDEN. NO LOS QUEREMOS EN NINGÚN ÁMBITO DE NUESTRAS VIDAS

 


Dia Contra la Violencia a las Mujeres

A pesar de los intentos legislativos, sociales, institucionales por proteger a las mujeres y dar respuesta y apoyo a las que deciden salir de ese círculo de violencia que las atrapa, los casos de muertes no descienden. Por lo menos 66 mujeres han sido asesinadas en el Estado español en lo que vamos de año y 12 mujeres en Euskadi en los últimos 5 años. Sólo los casos de mujeres asesinadas tienen impacto mediático, aunque infinidad de mujeres se enfrentan diariamente a las distintas formas de violencia: económica, física, psicológica y sexual dentro del llamado maltrato doméstico.

 

Es importante sacar a la luz otros tipos de violencia y traspasar fronteras para ver qué ocurre con otras mujeres y niñas. En Asia faltan más de 100 millones de mujeres al no haber tenido la posibilidad de nacer y/o al infanticidio femenino, debido al escaso valor que una niña tiene y el gasto económico que conlleva para la familia en un futuro.

 

El honor está costando la vida a 5.000 mujeres que son asesinadas anualmente en todo el mundo. Ese honor que los hombres y familias consideran manchado por cómo actúan sus mujeres controlando hasta extremos insospechados los movimientos y actitudes de las mujeres.

 

Qué decir de la práctica tradicional de la mutilación genital femenina, donde se calcula que 130 millones de niñas y mujeres están mutiladas en aras de la tradición. Se compara la circuncisión masculina con la femenina cuando las consecuencias son totalmente diferentes: sufrimiento y enfermedades innecesarias, secuelas crónicas y dolor permanente para, entre otras razones, controlar la sexualidad de las mujeres.

 

Imposible olvidar a miles de mujeres asesinadas o desaparecidas en México y Guatemala, los llamados feminicidios. Mujeres que son asesinadas por su condición de mujer y que coarta la libertad de movimientos del resto de mujeres por miedo a ser asesinadas.

 

Debemos visibilizar y recordar a los millones de mujeres violadas en múltiples conflictos bélicos convertidas en una herramienta más de las guerras; al humillar y debilitar al enemigo violando masivamente a las mujeres o al exterminar una raza o etnia matando a hombres y preñando a las mujeres.

 

Podríamos continuar denunciando la vulneración de derechos humanos y barbaries que el género masculino, dentro del sistema patriarcal, utiliza contra las mujeres al considerarse superior y en su afán de posesión y control de los cuerpos, sexualidad, movimientos y libertad de las mujeres como si de su pertenencia se tratara.

 

Sin embargo, hoy 25 de noviembre, podemos alegrarnos del esfuerzo que algunos hombres realizan por denunciar esta violencia, y debemos celebrar el arduo y continuado trabajo que las mujeres organizadas, aún a riesgo de perder la vida, vienen desarrollando en su localidad y a nivel global por sus derechos, por la erradicación de la violencia y para lograr un cambio de los valores patriarcales en la sociedad.