Archivo de la etiqueta: Emakumeon alde


Entrevistas a defensoras

cuadernillo_entrevistas_defensorasTras varios meses de trabajo en relacion a Defensoras de Derechos Humanos de las mujeres, queremos haceros llegar la publicación de las diferentes entrevistas que se han realizado en el marco de “Defensoras: emakumeon eskubideen alde”.

A través de las entrevistas hemos querido recoger las opiniones, ideas, luchas y propuestas de diferentes mujeres que día a día trabajan para que todas podamos ejercer nuestros derechos.

Cuadernillo entrevistas castellano


¿Quiénes son defensoras de derechos humanos? ¿Por qué hablamos específicamente de las mujeres defensoras?

CapturaLas defensoras de derechos humanos son mujeres que luchan de forma individual o colectiva para el pleno ejercicio de los derechos humanos, tanto de ellas mismas como de toda la sociedad.

Hablamos específicamente de las mujeres porque en la mayoría de los casos, no se realiza un análisis de las violaciones de derechos humanos y la situación de las defensoras desde un enfoque de género y feminista. Hay que visibilizar las violencias estructurales y modelos patriarcales en los análisis de las violaciones de derechos humanos y las distintas violencias que las defensoras viven en los diferentes ámbitos de sus vidas.

Queremos analizar y difundir qué significa para las vidas de las mujeres la vulneración de sus derechos humanos, cómo no sólo afecta en lo individual, sino también en lo colectivo y a las sociedades en las que vivimos. Sigue leyendo


JORNADAS “Con las defensoras: emakumeon eskubideen alde”

cuándo: martes, 1 de MARZO

dónde: la casa de las mujeres de Basauri, MARIENEA

Para ver el programa cartel jornadas.compressed

La inscripción se realiza mediante en el siguiente link:
https://docs.google.com/forms/d/1KIBLglxmJ98axsbKQjibXuGWZxJ2SfmH2ZeLQa2LnA0/viewform?c=0&w=1&usp=mail_form_link

cartel jornadas.ai

Las defensoras de derechos humanos son mujeres que luchan de forma individual o colectiva para el pleno ejercicio de los derechos humanos, tanto de ellas mismas como de toda la sociedad.
En el caso específico de la violencia contra las defensoras de derechos humanos, es una violencia que expresa de manera clara cómo funciona la violencia contra las mujeres para mantener privilegios e impedir y negar la participación en la vida pública de más de la mitad de la población. La estigmatización y la discriminación que amplios colectivos de defensoras enfrentan, tiene un fuerte impacto social, pues afecta tanto al colectivo de defensoras, así como a la sociedad. La violencia contra las mujeres es una violación a los derechos humanos, y que su eliminación de la vida pública y privada es de vital importancia para la democracia y la paz social.
Hablamos específicamente de las mujeres porque en la mayoría de los casos, no se realiza un análisis de las violaciones de derechos humanos y la situación de las defensoras desde un enfoque de género y feminista. Hay que visibilizar las violencias estructurales y modelos patriarcales en los análisis de las violaciones de derechos humanos y las distintas violencias que las defensoras viven en los diferentes ámbitos de sus vidas.
En las jornadas se reflexionará sobre la situación de las defensoras de Derechos Humanos, específicamente de quienes defienden derechos de las mujeres, los mecanismos internacionales de protección existentes y estrategias de denuncia e incidencia política que se llevan a cabo.
Los objetivos de estas jornadas son los siguientes:

  • Analizar la situación específica de las defensoras de Derechos Humanos, así como los contextos en los que se encuentran en la defensa de Derechos de las Mujeres.
  • Analizar los mecanismos de protección internacionales como locales desde un enfoque de género y propuestas de mejora de los mismos.
  • Generar espacios de aprendizaje entre diferentes colectivos y compartir estrategias de incidencia para el fortalecimiento y difusión de sus luchas.


Qué nos dicen las organizaciones de Defensoras de Derechos Humanos

CapturaEs importante visibilizar el impacto y efecto de las agresiones contra defensoras en la construcción de la democracia, la paz y la justicia. Así, recogiendo los aportes que colectivos de defensoras hacemos nuestras las siguientes recomendaciones:

  • Toda la sociedad debe involucrarse en el reconocimiento del aporte de las defensoras de derechos humanos para la superación de la injusticia, la desigualdad y la discriminación de nuestros pueblos.
  • Los Estados deben asegurar acciones que combatan el desprestigio y descrédito de la labor de las defensoras, iniciando con sancionar de forma clara a las propias autoridades que promuevan la hostilidad y la estigmatización de las defensoras.
  • Las organizaciones sociales y civiles deben poner de relieve el aporte y trabajo de las defensoras y generar campañas de reconocimiento público.

Siendo esto así, y reconociendo en primer lugar todo el trabajo que día a día llevan adelante tanto defensoras de derechos humanos de las mujeres como el movimiento feminista y organizaciones de mujeres, pretendemos contribuir al reconocimiento de las defensoras de derechos humanos y su trabajo, dando voz y visibilidad a su trabajo para su legitimidad y credibilidad y buscar justicia, resarcimiento y reparación para aquellas que son víctimas y sobrevivientes de violaciones, así como fortaleciendo redes de solidaridad y apoyo.


La necesidad de la defensa de los derechos de las humanas

CapturaLa violencia contras las mujeres en sus múltiples manifestaciones tiene un elevado costo para las personas que la padecen y para la sociedad. Este es un contexto de un sistema cuya fundación y mantenimiento se sustenta en la violencia contra las mujeres.
Para garantizar el ejercicio de los Derechos Humanos de las mujeres así como para superar las desiguales relaciones de poder entre mujeres y hombres se precisa del cumplimiento de los derechos de las mujeres. Desde el movimiento de mujeres y feminista, el énfasis puesto en los derechos humanos ha sido estratégico para la presión y denuncia de su agenda ante los gobiernos, quienes en última instancia tienen la obligación de rendir cuentas y responsabilizarse del cumplimiento de éstos.
Se ha avanzado a lo largo de los años pero en la práctica totalidad del planeta la discriminación “de hecho” sigue siendo una realidad. El movimiento feminista y diversas organizaciones sociales han jugado un papel fundamental para estos avances a nivel social, legislativo y en instancias internacionales.
Sin duda, la resignificación de las violencias machistas en un marco de vulneración de derechos humanos es un paso necesario para conseguir una conciencia social que haga frente a todas las violencias machistas. Es imprescindible la defensa de los derechos de las mujeres si se trabaja en la defensa de los derechos humanos.


¿Qué situaciones enfrentan las Defensoras de Derechos Humanos?

Captura

No es solo la vida y la integridad de las defensoras, son también las luchas históricas por la igualdad de género las que están en juego”.

Las defensoras de derechos Humanos luchan en su día a día por cambiar la situación y por ello están en situación de amenaza y riesgo constante. El estudio Violencia contra las Defensoras de Derechos Humanos en Mesoamérica. Diagnostico 2012 , recoge lo siguiente:

  • Entre 2010 y 2012, al menos 38 defensoras de derechos humanos de Guatemala, Honduras y México perdieron la vida a causa de la violencia y en 2012 se han contabilizado un total de 414 agresiones contra mujeres defensoras.
  • Las defensoras son por lo general víctimas de más de una agresión. De las agresiones registradas, 60% forman parte de una serie de agresiones. Las defensoras enfrentan reiteradas violaciones a sus derechos humanos, lo que implica que el ejercicio de su labor y bienestar personal se vea continuamente alternado por los ataques recibidos.
  • Hay que destacar el sesgo de género en la violencia que enfrentan las defensoras. Del total de las agresiones registradas durante el año 2012 casi 40% presentan componente de género.
    La violencia sufrida por las defensoras no se puede aislar de la experiencia que todas las mujeres, en mayor o menor medida, han enfrentado por el solo hecho de ser mujeres.

La violencia y la discriminación de género ponen en riesgo la integridad de las defensoras y la continuidad de sus luchas. Además, cuando son agredidas por su labor como defensoras, en muchos casos, se minimizan, normalizan o niegan las mismas como ocurre en las violencias cotidianas. A diferencia de los defensores, al ser objeto de la discriminación y violencias machistas que imperan, las defensoras acumulan en su vida personal un continuo de pequeñas y cotidianas violencias que van minando su capacidad y fortalezas para entender y enfrentar las violencias.
Como defensoras, por el mero hecho de ser mujeres los retos que enfrentan no son los mismos que afrontan los defensores ya que se relacionan con el género y son atacadas en razón de lo que son y de lo que hacen.
La violencia en contra de las defensoras, además de poner en riesgo a las mismas, instala la cultura del miedo en el resto de mujeres, inhibiendo que se manifiesten y organicen para la defensa de sus derechos. El gran número de agresiones, así como la invisibilización de las mismas y el clima de impunidad, demuestran la gravedad y dimensiones de esta problemática.