¿Qué es MEMORIA ERAIKIZ?

MEMORIA ERAIKIZ nos invita a vivir una experiencia sensorial de una manera diferente. Con ayuda de una instalación artística multidisciplinar, nos propone viajar por distintas realidades mediante las voces y los relatos de nuestras protagonistas, mujeres sobrevivientes de diversas violencias machistas de distintos lugares del mundo. El objetivo del viaje no será explorar lugares lejanos sino conocer estas violencias, transformar este sistema patriarcal y transformarnos.

A través de los relatos de estas mujeres, conoceremos los impactos que han tenido estas violencias en sus vidas y cómo las han enfrentado. Y sabremos qué esperan de su entorno y de la sociedad.

Memoria Eraikiz es una apuesta por recuperar las voces de las mujeres porque no queremos que sigan siendo relegadas a los márgenes de la historia, queremos que permanezcan en nuestra memoria, reconstruir una memoria colectiva y gritar que esto no se vuelva a repetir.

¿Te atreves a escuchar? ¿A reflexionar sobre ello? ¿A formar parte de una transformación colectiva que haga frente a las violencias machistas?

Memoria Eraikiz es la difusión a través de una exposición de varias historias de vida recogidas en la investigación Flores en el Asfalto. Causas e impactos de las violencias machistas en la vida de mujeres víctimas y sobrevivientes de violencias machistas.

28 mujeres valientes que dieron su tiempo, su testimonio, y compartieron una parte de su historia buscando justicia y que, lo que ellas vivieron o todavía viven, no se vuelva a repetir.

Muchas de ellas comparten que el propio acto de contar, de ser escuchada, es un acto  sanador y de reparación en sí mismo. Leer sus testimonios es asomarse al horror de lo que significan las violencias machistas y los impactos en sus vidas, una violencia en formas diversas, que impacta contra los cuerpos de las mujeres. Es también leer las estrategias que ponen en marcha estas mujeres luchadoras y valientes; muchas veces buscan y aparecen en su camino otras mujeres y organizaciones feministas que las acompañan en sus vivencias y procesos. Es conocer cómo ellas se convierten en sujetas activas para superar la propia historia vivida pero también, para abrir grietas alzando su voz, en un sistema violento desde sus orígenes como es el heteropatriarcado y con expresiones concretas cuando se alía con el capitalismo, el fundamentalismo religioso, el racismo, etc.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *