Empresas españolas hacen negocios en tierras indígenas de Guatemala

Un informe elaborado por la ONG vasca Mugarik Gabe revela las actuaciones de las principales transnacionales que operan en ese país centroamericano. ACS e Hidralia Energía acumulan denuncias por persecución y criminalización contra los lugareños que no cedieron ante sus proyectos.

DANILO ALBIN. 2017/11/19 – Diario PÚBLICO

San Pedro Carchá es un municipio maya clavado en el corazón de Guatemala. Si algún día se proclama oficialmente el Reino de la Desigualdad, allí podría ubicarse la capital: a su alrededor hay aguas, bosques, minerales… Pero ellas y ellos, los sufridos habitantes de esta localidad, viven en la miseria. El 88% no gana más de 99 euros al mes, mientras que el 53,6% tiene que hacer maravillas con el equivalente a 55 euros en el bolsillo. Son más pobres que la media de guatemaltecos pobres. Sólo el 32,78% tiene energía eléctrica, y ahí llega, precisamente, el colmo de los colmos: en sus tierras se construye ‘Renace’, un gigantesco proyecto hidroeléctrico que producirá el 13% del total de la energía del país. Sigue leyendo


Transnacionales y criminalización de la protesta

Recientemente, delegaciones de distintos países latinoamericanos y europeos compartíamos reflexiones sobre la guerra y el nuevo escenario posible que se abre con los acuerdos de paz en Colombia. Esto ocurría en una pequeña comunidad embera, cerca de la ciudad de Medellín. En esa situación, las autoridades tradicionales nos sorprendían cuando señalaban que hablar de ordenamiento territorial da a entender que es necesario ordenar la tierra. Sin embargo, la naturaleza siempre estuvo ordenada, en equilibrio. Nos decían que es el sistema dominante quien la ha desordenado; luego, lo importante, lo urgente, es “ordenar” el sistema que impacta negativamente contra los territorios, contra los derechos y contra la vida.

Es un hecho escasamente reconocido que en demasiadas ocasiones, las palabras más sabias no necesariamente se encuentran en los seminarios académicos ni en las grandes conferencias mundiales de economistas o políticos. Por el contrario, la experiencia de cientos, miles de años de comunidades y pueblos a lo largo del planeta es la que se traduce en verdadero conocimiento, tal y como las palabras de más arriba nos transmiten. Es el sistema el problema, pues es éste el que está ocasionando desequilibrios, injusticias, explotaciones sin fin, empobrecimiento para las grandes mayorías, aumento de las brechas de desigualdad, machismos y feminicidios o el cambio climático. Son éstas, junto con otro largo etcétera, algunas de las consecuencias más graves que hoy sufrimos, pero la causa, por mucho que se nos trate de ocultar reside en ese sistema dominante que prima los intereses y beneficios económicos de las élites por encima de los derechos humanos individuales y colectivos de las personas y pueblos, reprimiendo además la protesta cuando ésta se produce. Se nos sigue queriendo mostrar, en el mejor de los casos, solo el dedo (consecuencias) para que no podamos ver la luna (causas).   Sigue leyendo


Informe “Transnacionales, oligarquía y criminalización de la protesta social. El caso Guatemala”

Desde Mugarik Gabe publicamos el informe “Transnacionales, oligarquía y criminalización de la protesta social. El caso Guatemala”.

Cabría preguntarse en primer lugar sobre el objetivo principal de esta investigación realizada durante el presente año 2017 y la respuesta es sencilla y diáfana en cuanto a su intencionalidad: evidenciar, a través del caso paradigmático de Guatemala, cómo la criminalización de las protestas sociales en defensa de los territorios y sus recursos naturales es una estrategia articulada al servicio de las transnacionales y oligarquías locales, para la protección de los intereses políticos y económicos de estas clases, élites y estructuras. Así mismo quedará patente cómo el estado, a través de los sucesivos gobiernos y en el marco del sistema capitalista neoliberal, hace dejación permanente de su obligación de protección y mejora de las condiciones de vida de la ciudadanía, de las grandes mayorías, pero de forma especial de los pueblos indígenas y sus derechos sobre los territorios que habitan.

Esta investigación e informe consiguiente tomó como centro el caso de Guatemala por ser el paradigma de este tipo de actuaciones y procesos en todo el continente latinoamericano. De alguna forma, se podría decir que desde los Acuerdos de Paz (1996) que pusieron fin a la larga guerra en las tierras mayas, se fueron poniendo las bases para el asentamiento del sistema que hoy definimos como neoliberal. La liberalización y privatización de sectores estratégicos, junto al dominio absoluto de los mercados y sus intereses por encima de la política y de las necesidades de las grandes mayorías, son piedras angulares que abrirán y entregarán el país a transnacionales energéticas, mineras, agroindustriales, etc. Guatemala es un país barato y los ingentes beneficios de la explotación de la biodiversidad y otros recursos naturales hacen de este territorio un espacio fácil y cómodo para la actividad sin control e intereses económicos de todo tipo de transnacionales. Cuentan, desde el principio con la facilidad que da la liberalización de sectores estratégicos (aguas, tierras, riquezas minerales…) y, por lo tanto, fáciles de apropiar y explotar por estas estructuras económicas; cuentan con el apoyo del estado que no impone sino unos irrisorios impuestos a la explotación y aprueba las leyes necesarias. Y cuentan con las oligarquías locales que desde sus ámbitos de dominación social y, sobre todo, institucional y legislativo, se convertirán en aliados inmejorables para la entrada y asentamiento de estas transnacionales.

Así, los casos analizados en este informe, que tienen como protagonistas a empresas españolas, se convierten en paradigmas de las actuaciones de la práctica totalidad de transnacionales y oligarquías locales en la globalidad de Guatemala. Pero, desgraciadamente, no es posible concluir que esos casos son aislados, sino que se puede afirmar que son una constante en el país y en el marco de acción del sistema neoliberal hoy dominante. Y por esto último, queremos que se entienda también este informe desde una visión continental. El sistema económico y político hoy preponderante en la gran mayoría de América Latina hace que lo que aquí presentamos como caso Guatemala, fácilmente podría entenderse como caso Perú, Colombia, Brasil. Argentina, etc. Valga así este informe como elemento de denuncia de esa constante y muestra, a su vez, de la solidaridad necesaria con otros procesos de resistencia y protesta social que pueblos, hombres y mujeres indígenas, así como campesinado, movimiento feminista, organizaciones barriales y otra multitud de sectores sociales llevan adelante en toda América Latina en la defensa del territorio y de la vida.


“El sistema judicial no defiende a las mujeres”

Tercera mesa de la jornada. Es el turno de Inmaculada Mata. / Foto: J. Marcos
Tercera mesa de la jornada. Es el turno de Inmaculada Mata. / Foto: J. Marcos

La carencia de una formación feminista en el ámbito legislativo, jurídico, judicial o administrativo ha sido una de las cuestiones más mencionadas por todas las participantes en las jornadas ’legislAcción: Propuestas feministas legislativas para vivir una vida libre de violencias machistas’, que Mugarik Gabe organiza en Bilbao.

“El sistema judicial no defiende a las mujeres”, ha afirmado por ejemplo Inmaculada Mata, de Mujeres que aman demasiado, quien ha analizado en su intervención la participación de mujeres sobrevivientes en la definición legislativa. “Muchas mujeres obvian denunciar porque eso supone muchas más trabas. Se fomenta que con la denuncia está todo solucionado y eso no es así”, ha añadido. De hecho, Laia Serra, de Dones Juristes, ha recordado que, en una investigación de recogida de datos, “todas las mujeres que habían ganado casos sobre violencia sexual ninguna volvería a iniciar el proceso”. Sigue leyendo


Marcela Lagarde: “Debemos defender el derecho de las mujeres a ser sujetos jurídicos”

Bilbao, 3 de noviembre de 2017.

Marcela Lagarde, durante su intervención. / Foto: J. Marcos
Marcela Lagarde, durante su intervención. / Foto: J. Marcos

Marcela Lagarde ha defendido la importancia de que el feminismo entre en los parlamentos para trabajar desde el punto de vista normativo en el logro de que las mujeres vivan unas vidas libres de violencias machistas. La antropóloga mexicana ha sido la encargada de abrir las jornadas legislAcción: Propuestas feministas legislativas para vivir una vida libre de violencias machistas’, que Mugarik Gabe organiza en Bilbao. Estas jornadas, que continúan hoy y mañana, tienen como objetivo generar un espacio de aprendizaje para colectivos sociales y feministas, valorar las leyes existentes y elaborar nuevas propuestas.

La legislación estatal actual, que data del año 2004, no refleja la diversas de las violencias, no tiene en cuenta la interseccionalidad, obvia la voz de las mujeres al tratarlas únicamente como usuarias y no como sujetas de derechos, ni tiene en cuenta la memoria de las sobrevivientes, han contextualizado Joana Etxano y Lidia Ruiz, de Mugarik Gabe.

Al respecto, Lagarde ha defendido la presencia “de las feministas en los parlamentos para establecer criterios sobre ideas de igualdad”, porque “a veces hay que estar haciendo leyes”. Ella misma, como diputada independiente en el Congreso de México, impulsó la Ley General de Acceso de las Mujeres a Una Vida Libre de Violencia, que entró en vigor en 2007. “Es importante que en el título esté el sujeto, las mujeres. Debemos defender el derecho de las mujeres a ser sujetos jurídicos”, ha incidido la académica e investigadora. En esta legislación se incluyen cinco tipo de modalidades de violencia: familiar, en la comunidad, institucional, laboral y escolar, y feminicida. Ahora se está trabajando para incluir la violencia obstetricia y la política.

Gran asistencia de público el primer día de las jornadas. / Foto: J. Marcos
Gran asistencia de público el primer día de las jornadas. / Foto: J. Marcos

La tipificación del ‘feminicidio’ ha sido uno de los grandes aportes, tanto desde el punto de vista académico, normativo y político, de Marcela Lagarde. Un concepto en el que trabajó después de conocer los infinitos asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez, unos “crímenes misóginos y de odio”, en los que la impunidad estatal juega un papel fundamental. “Los gobernantes son actores en la violencia contra las mujeres y las niñas”, ha afirmado la también integrante del Consejo Civil Asesor de ONU Mujeres. “El Estado debe garantizar los derechos de las mujeres y las activistas vigilar para que se cumplan”, añadió.

A través de ejemplos concretos, como el primer congreso de feministas de México celebrado en Yucatán en 1976, Lagarde ha realizado un recorrido histórico sobre el papel de las activistas en los avances normativos logrados en su país: “Hemos logrado que el feminicidio sea de conocimiento público, ya no es un tema de unas cuantas feministas, ahora hay mucha gente que está en la causa para que las mujeres tengamos una vida libre de violencias”.


Estreno del Cabaret Lur-Ikara

El 7 de noviembre será el estreno del cabaret Lurr Ikara en Bilbao a las 13:00 en la plaza Unamuno.

¿Quieres saber lo que es?

El cabaret Lurr Ikara es una acción colectiva sobre todas las preguntas sociales imaginables. Un espectáculo con la música en vivo de Baldosa Flotante, un cabaret que pisando  el suelo firme tiembla como el mundo, una escena con muchas escenas, un teatro foro, un espectáculo intempestivo, un planteamiento de la situación.

La situación no es una en particular, sino que lo abarca todo: la economía que mueve el mundo, la energía que sale de dentro, lo que comemos y lo que se nos atraganta, o los cuidados; todo es la situación.

¡Anímate! Iremos difundiendo más información 😉

Sigue leyendo