La violencia contra las Defensoras de derechos humanos

CapturaEn el caso específico de la violencia contra las defensoras de derechos humanos, es una violencia que expresa de manera clara cómo funciona la violencia contra las mujeres para mantener privilegios e impedir y negar la participación en la vida pública de más de la mitad de la población. La estigmatización y la discriminación que amplios colectivos de defensoras enfrentan, tiene un fuerte impacto social, pues afecta tanto al colectivo de defensoras, así como a la sociedad. La violencia contra las mujeres es una violación a los derechos humanos, y que su eliminación de la vida pública y privada es de vital importancia para la democracia y la paz social.

Las defensoras desarrollan su trabajo en favor de la igualdad y la justicia social en un contexto hostil y sin las mínimas garantías para ejercer su derecho a defender derechos, tanto por las políticas de represión y criminalización de la protesta social como por la violencia y discriminación sistemática de las mujeres –normalizada y minimizada socialmente– y los intentos institucionales de negar o hacer retroceder derechos conquistados.


Analizando los contextos de violencias machistas, contextos de vulneración de derechos humanos de las mujeres

CapturaExponemos dos realidades que son imprescindibles de analizar: datos de situación de las violencias machistas tanto en América Latina como Euskadi. Exponemos ambas situaciones, por un lado, para entender la gravedad de la violencia y vulneración de los derechos humanos de las mujeres así como la percepción de la misma por parte de la sociedad.
Esta la violación sistemática de los derechos de las mujeres, a veces tiene una lectura y análisis parcial por parte de la sociedad, se analiza la situación puntual sin verlo en el marco de todo un fenómeno de déficit de derechos de las mujeres. Sigue leyendo

Documental “Esta es mi tierra – Chile: ¿Los mapuches son terroristas?”

Captura de pantalla 2016-02-05 08

Desde Mugarik Gabe seguimos dando a conocer nuevos programas de la serie “Esta es mi tierra”, emitida por Hispan TV, habiendo prestado nuestra colaboración y asesoría para algunos de ellos.

En esta ocasión sobre el pueblo mapuche en Chile. Siendo los mapuches los pobladores originarios, existe una interpretación restrictiva del concepto de tierra indígena por parte del Estado chileno.

Hay más de 250 integrantes de la comunidad mapuche que están siendo procesados por la justicia. Mientras, el gobierno de Chile sigue adelante con su política extractivista que beneficia a las empresas petroleras, mineras, empresas sojeras y forestales.

La industria forestal es el principal enemigo. Los impactos de la industria forestal se concentran principalmente en la provincia de Malleco, que se encuentra altamente intervenida por monocultivos de eucaliptos y pino radiata. Esta actividad forestal es desarrollada sobre territorios que son reivindicados por los mapuche.

El modelo de desarrollo, evidentemente, es contrario a la cosmovisión y modelo propio mapuche. Por eso, siguen en la lucha por sus derechos como pueblo.”

 


¿Hay derechos para las humanas?

La violencia contra las mujeres y las niñas es probablemente la violación de los derechos humanos más habitual y que afecta a un mayor número de personas. Además está presente en todas las sociedades del mundo, independientemente de cuál sea su sistema político o económico. La violencia contra las mujeres no sabe de culturas, ni de clases sociales ni de etnias. Este escándalo cotidiano se manifiesta de diferentes maneras y tiene lugar en múltiples espacios, pero posee una raíz única: la discriminación universal que sufren las mujeres por el mero hecho de serlo .
La vulneración de los derechos de las mujeres se da en todas las sociedades (también en la nuestra) y tiene implicaciones tiene para la vida de las mujeres y su entorno. Se está produciendo una deslegitimación por parte de la sociedad hacia la violencia machista en sus expresiones más visibles y brutales, pero otras siguen sin percibirse como violencia. Falta todavía dimensionar esta violencia, y sus diferentes formas e identificar la causa última de todas ellas, el sistema patriarcal, así como categorizarlas como una vulneración de derechos humanos que tiene implicaciones para la vida de las mujeres en todas sus esferas. Nos encontramos en todas las sociedades con más de la mitad de la población que tiene un déficit de derechos.
Sin duda la resignificación de las violencias machistas en un marco de vulneración de derechos humanos es un paso necesario para conseguir una conciencia social que haga frente a todas las violencias machistas, y pasa ineludiblemente por una pedagogía sobre la defensa de los derechos de las mujeres.
Consideramos que no pueden existir los derechos humanos con la violación sistemática y sistémica de los derechos de las mujeres así como la necesidad de que todos los agentes de la sociedad se corresponsabilicen en ser agentes de transformación para su denuncia, que analiza causas estructurales que provoca esta violencia y respeta de los Derechos de las Mujeres.