LOS DERECHOS HUMANOS NO TIENEN FRONTERAS – ACTIVIDADES EN GASTEIZ

Otro año más, desde Solidaridad Internacional, Asociación Colombia Euskadi, Serso San Viator y Mugarik Gabe presentamos la campaña “Los Derechos Humanos No Tienen Fronteras” con diversas actividades en Gasteiz.

Por parte de Mugarik Gabe queremos subrayar el trabajo a favor de la Paz llevado a cabo por mujeres de Euskal Herria y Colombia, propiciando para ello el intercambio de experiencias y el debate a través del espacio de diálogo “Mujeres que Construyen la Paz”

Toda la información aquí: Giza Eskubideak Gasteiz 2017


Tribunal sinbolikoen elkartrukea, ezagutzak elkarbanatuz

Azaroaren 29an Donostian duzu zita! “Tribunal sinbolikoen elkartrukea, ezagutzak elkarbanatuz” izango dugu eta irekia da jardunaldia. Anima zaitez!

Tribunaletara bertaratzeko deia egiten dugu, denon artean bizi dugun jendarte kontsumistari nola aurre egin eta bizitza jasangarriak nola bideratu ditzakegun landu nahi dugulako.

Azaroaren 29ko Tribunal sinbolikoen elkartrukeko egitaraua hau da:

13:30: Antzerki-foroa Lur-Ikara Kabaretarekin, Nestor Basterretxea plazan (Tabakalera ondoan).

16:30: Begirada kontzienteak erakusketari bisita, Cristina Enean.
17:00: Elkartrukea, Cristina Enean:

17:00-17:15: Parte hartzaileen erregistroa. Materialak banatuko dira.
17:15-17:30: Jardunaldien aurkezpena.
17:30-18:30: Tribunalean izango diren esperientzien aurkezpena.

  • 17:50-18:10: Caso Castorreko herri tribunala, Blanca Bayas eta Irina Camarasa, energian adituak eta caso Castorreko antolatzaileak.
  • 18:10-18:30: Emakumeen Eskubideen Nazioarteko Tribunala. Viena+20, Joana Etxano.

18:30 – 19:05. Giza Eskubideen Defendatzaileen borrokaren kriminalizazioa: Richar Sierra eta Lolita Chávez-en kasuak, GGEEen aldeko aktibistak, lider indigenak, herri indigenen lurrerako eta lurralderako eskubidearen aldeko defendatzaileak.

19:05 – 19:30. Solasaldia.


TIPI-TAPA Bagoaz! kanpania. Azaroko ekintzak

TIPI-TAPA bagoaz! Bizimodu jasangarrietarantz sozializazio- eta komunikazio-kanpaina bat da, zehazki, hausnarketa eta analisi kolektiboko prozesu baten emaitza.

Elkarrekin aurrera egiteko ahalegin honetan, egungo garapen-ereduaren aurrean alternatibak bilatu behar direla sentitzen dugun kolektibo desberdinetako hainbat erakundek (gizarte-mugimenduak, GGKEak, sareak edota sindikatuak) gaude sartuta. Denok batera, gure posizionamendua argitaratu genuen 2016an: “Euskal Herritik kolektibotasunean eraikiz: Bizi estilo jasangarrietan oinarritutako gizarte justu eta bidezko baten eraikuntzarako analisi eta aldarrikapenak“.

Orain, TIPI-TAPA bagoaz! Bizimodu jasangarrietarantz kanpainaren txanda iritsi da; eta honen bidez garapen errukitsu, ekitatibo eta jasangarri baterantz bideratzen gaituzten eztabaida eta praktiketarako guneak sortu nahi ditugu. Horretarako, adostutako proposamen eta aldarrikapenak sozializatuko ditugu, estrategikotzat jotzen ditugun lau ardatzen inguruan: Elikagai-Subiranotasuna, Ekonomiaren birlokalizazioa, Eredu energetikoa eta Zainketa.

Azaroa ekintzez beteta dugu! Hainbat ekintza ditugu Bizkaian eta Gipuzkoan zehar:

Azaroak 23, 19:30TIPI-TAPA Bagoaz Hacia Vidas Sostenibles Dokumentalaren Aurkezpena egingo dugu Tetaría NAILUAN, Basaurin.

 Azaroak 24, 17:30: Lur-Ikara Kabareta antzerki-foroa Oñatin, Foruen Enparantza plazan.

Azaroak 29, 13:30: Antzerki-foroa Donostian, Nestor Basterretxea plazan (Tabakalera ondoan).

Azaroak 30, 16:30: Antzerki-foroa Tolosan, Triangelu plazan (euria egiten badu, Kultur Etxeko Areto nagusian).

Zuen zain egongo gara!


Empresas españolas hacen negocios en tierras indígenas de Guatemala

Un informe elaborado por la ONG vasca Mugarik Gabe revela las actuaciones de las principales transnacionales que operan en ese país centroamericano. ACS e Hidralia Energía acumulan denuncias por persecución y criminalización contra los lugareños que no cedieron ante sus proyectos.

DANILO ALBIN. 2017/11/19 – Diario PÚBLICO

San Pedro Carchá es un municipio maya clavado en el corazón de Guatemala. Si algún día se proclama oficialmente el Reino de la Desigualdad, allí podría ubicarse la capital: a su alrededor hay aguas, bosques, minerales… Pero ellas y ellos, los sufridos habitantes de esta localidad, viven en la miseria. El 88% no gana más de 99 euros al mes, mientras que el 53,6% tiene que hacer maravillas con el equivalente a 55 euros en el bolsillo. Son más pobres que la media de guatemaltecos pobres. Sólo el 32,78% tiene energía eléctrica, y ahí llega, precisamente, el colmo de los colmos: en sus tierras se construye ‘Renace’, un gigantesco proyecto hidroeléctrico que producirá el 13% del total de la energía del país. Sigue leyendo


Transnacionales y criminalización de la protesta

Recientemente, delegaciones de distintos países latinoamericanos y europeos compartíamos reflexiones sobre la guerra y el nuevo escenario posible que se abre con los acuerdos de paz en Colombia. Esto ocurría en una pequeña comunidad embera, cerca de la ciudad de Medellín. En esa situación, las autoridades tradicionales nos sorprendían cuando señalaban que hablar de ordenamiento territorial da a entender que es necesario ordenar la tierra. Sin embargo, la naturaleza siempre estuvo ordenada, en equilibrio. Nos decían que es el sistema dominante quien la ha desordenado; luego, lo importante, lo urgente, es “ordenar” el sistema que impacta negativamente contra los territorios, contra los derechos y contra la vida.

Es un hecho escasamente reconocido que en demasiadas ocasiones, las palabras más sabias no necesariamente se encuentran en los seminarios académicos ni en las grandes conferencias mundiales de economistas o políticos. Por el contrario, la experiencia de cientos, miles de años de comunidades y pueblos a lo largo del planeta es la que se traduce en verdadero conocimiento, tal y como las palabras de más arriba nos transmiten. Es el sistema el problema, pues es éste el que está ocasionando desequilibrios, injusticias, explotaciones sin fin, empobrecimiento para las grandes mayorías, aumento de las brechas de desigualdad, machismos y feminicidios o el cambio climático. Son éstas, junto con otro largo etcétera, algunas de las consecuencias más graves que hoy sufrimos, pero la causa, por mucho que se nos trate de ocultar reside en ese sistema dominante que prima los intereses y beneficios económicos de las élites por encima de los derechos humanos individuales y colectivos de las personas y pueblos, reprimiendo además la protesta cuando ésta se produce. Se nos sigue queriendo mostrar, en el mejor de los casos, solo el dedo (consecuencias) para que no podamos ver la luna (causas).   Sigue leyendo


Informe “Transnacionales, oligarquía y criminalización de la protesta social. El caso Guatemala”

Desde Mugarik Gabe publicamos el informe “Transnacionales, oligarquía y criminalización de la protesta social. El caso Guatemala”.

Cabría preguntarse en primer lugar sobre el objetivo principal de esta investigación realizada durante el presente año 2017 y la respuesta es sencilla y diáfana en cuanto a su intencionalidad: evidenciar, a través del caso paradigmático de Guatemala, cómo la criminalización de las protestas sociales en defensa de los territorios y sus recursos naturales es una estrategia articulada al servicio de las transnacionales y oligarquías locales, para la protección de los intereses políticos y económicos de estas clases, élites y estructuras. Así mismo quedará patente cómo el estado, a través de los sucesivos gobiernos y en el marco del sistema capitalista neoliberal, hace dejación permanente de su obligación de protección y mejora de las condiciones de vida de la ciudadanía, de las grandes mayorías, pero de forma especial de los pueblos indígenas y sus derechos sobre los territorios que habitan.

Esta investigación e informe consiguiente tomó como centro el caso de Guatemala por ser el paradigma de este tipo de actuaciones y procesos en todo el continente latinoamericano. De alguna forma, se podría decir que desde los Acuerdos de Paz (1996) que pusieron fin a la larga guerra en las tierras mayas, se fueron poniendo las bases para el asentamiento del sistema que hoy definimos como neoliberal. La liberalización y privatización de sectores estratégicos, junto al dominio absoluto de los mercados y sus intereses por encima de la política y de las necesidades de las grandes mayorías, son piedras angulares que abrirán y entregarán el país a transnacionales energéticas, mineras, agroindustriales, etc. Guatemala es un país barato y los ingentes beneficios de la explotación de la biodiversidad y otros recursos naturales hacen de este territorio un espacio fácil y cómodo para la actividad sin control e intereses económicos de todo tipo de transnacionales. Cuentan, desde el principio con la facilidad que da la liberalización de sectores estratégicos (aguas, tierras, riquezas minerales…) y, por lo tanto, fáciles de apropiar y explotar por estas estructuras económicas; cuentan con el apoyo del estado que no impone sino unos irrisorios impuestos a la explotación y aprueba las leyes necesarias. Y cuentan con las oligarquías locales que desde sus ámbitos de dominación social y, sobre todo, institucional y legislativo, se convertirán en aliados inmejorables para la entrada y asentamiento de estas transnacionales.

Así, los casos analizados en este informe, que tienen como protagonistas a empresas españolas, se convierten en paradigmas de las actuaciones de la práctica totalidad de transnacionales y oligarquías locales en la globalidad de Guatemala. Pero, desgraciadamente, no es posible concluir que esos casos son aislados, sino que se puede afirmar que son una constante en el país y en el marco de acción del sistema neoliberal hoy dominante. Y por esto último, queremos que se entienda también este informe desde una visión continental. El sistema económico y político hoy preponderante en la gran mayoría de América Latina hace que lo que aquí presentamos como caso Guatemala, fácilmente podría entenderse como caso Perú, Colombia, Brasil. Argentina, etc. Valga así este informe como elemento de denuncia de esa constante y muestra, a su vez, de la solidaridad necesaria con otros procesos de resistencia y protesta social que pueblos, hombres y mujeres indígenas, así como campesinado, movimiento feminista, organizaciones barriales y otra multitud de sectores sociales llevan adelante en toda América Latina en la defensa del territorio y de la vida.